Salvado por un pelo

Juegan las blancas y fuerzan el empate.
Del juego Chigorin – Tarrasch, Ostende, 1905.
Chigorin no encontró la forma de empatar y perdió.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s